“Propongo la inmersión en un mundo fractal en donde se construye un relato a la vez anónimo e íntimo.

Cada pieza recrea la ficción de husmear a través del campo de un microscopio o telescopio, presentando así recortes de realidades intangibles pero intuidas.

El observador atento podría reconocerse entonces como parte de algo altamente complejo y no completamente conocido: la urbe, la vida microcelular, el cosmos, la colonia de hongos en el cielorraso del baño… en donde él también constituye un recorte aleatorio.”

caja blanca

Post navigation